IGLESIA EVANGELICA TALAVERA

SANTIAGO 3_18 Y EL FRUTO DE JUSTICIA SE SIEMBRA EN PAZ PARA AQUELLOS QUE HACEN PAZ
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Últimos temas
» un portal de internet anuncia la venida del mesias
Lun Ene 19, 2009 3:51 pm por Admin

» marcos witt "los famosos estan buscando su norte espiritual"
Lun Ene 19, 2009 3:48 pm por Admin

» hermano rayo no te dejes engañar
Miér Dic 10, 2008 5:45 pm por Admin

» !proximamente! se espera la obra de teatro en talavera sobre el arrebatamiento
Lun Dic 08, 2008 8:35 pm por Admin

» CREEN QUE ES BUENA LA IDEA DE TIRAR LA IGLESIA Y HACERLA NUEVA¿
Vie Dic 05, 2008 1:27 am por Admin

» descarga.hermano solo ayudame
Miér Dic 03, 2008 3:27 am por Admin

» descargas hermano solo sabe a Dios
Miér Dic 03, 2008 3:25 am por Admin

» descarga.hermano solo yo te amo
Miér Dic 03, 2008 3:23 am por Admin

» descargas.coro jovenes de la iglesia de talavera
Miér Dic 03, 2008 3:17 am por Admin

musica
Dios una carta de amor del padre para ti
SUS MANOS
DE NOSOTROS EL MAYOR

Comparte | 
 

 tratando con el engaño

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 28/11/2008

MensajeTema: tratando con el engaño   Lun Dic 01, 2008 12:14 am

Título: Tratando con el engaño

Trasfondo bíblico: Hechos 5:1-16

Verdad central: El engaño desagrada a Dios mientras que la honestidad y la sinceridad traen su bendición.

Texto áureo: Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad. Josué 24:14

Objetivo del aprendizaje:

Reconocer el peligro de la hipocresía y proponerse a servir a Dios con sinceridad.

Bosquejo general:

I. La hipocresía expuesta

A. Una mentira deliberada

B. Un juicio inmediato

II. Castigando el engaño

A. Mintiéndole a Dios

B. El segundo golpe

III. Avivamiento poderoso

A. Abriendo camino

B. Conversiones y sanidades.

Introducción

Los versículos entre el estudio de la semana pasada y el de hoy nos dan un historial importante para tratar con el tema del engaño. Después que la primera persecución contra la Iglesia se apaciguó, la bendición de •Dios se hizo aun más evidente. La unidad entre los creyentes era tan fuerte que se describía como "un corazón y un alma" (Hechos 4:32). los miembros de la Iglesia se hacían cargo de las necesidades financieras de los que tenían menos recursos. No hay indicación de que los apóstoles "ordenaron" la venta de propiedades o la colecta de dinero en un solo fondo. Trágicamente, en este ambiente de pecado se hizo manifiesto el engaño.

Comentario Bíblico

I. La hipocresía expuesta (Hechos 5:1-4).

A. Una mentira deliberada

El capítulo 4 concluyó mencionando la generosidad de Bernabé, pero ahora está por introducirse un espíritu diferente. La culpa no cae exclusivamente sobre el hombre o su esposa por los eventos que siguieron. El lenguaje de las Escrituras indica que ellos participaron en esto juntos. Ninguno podía señalar al otro con el dedo para decirle: "Tú tienes la culpa."

Pregunta: ¿Les parece a ustedes que esta pareja planeó esto de antemano o fue algo que se les ocurrió en el momento?

No hay duda que el engaño de ellos fue planeado. La frase "sabiéndolo también su esposa" es la clave. Esto significa que ella conocía todo muy bien. En un momento dado ellos se habían puesto de acuerdo en lo que harían.

Básicamente, el pecado de Ananías y Safira estaba fundamentado en su deseo de ser reconocidos y alabados, y de recibir esa alabanza sin pagar el precio. Otra gente vendía sus propiedades y traían todas sus ganancias a los pies de los apóstoles para formar un fondo común. Es obvio que Ananías y Safira querían ser reconocidos por los demás como generosos, así que también vendieron alguna propiedad. La información de Lucas en el versículo 2 de que "sustrajo del precio" nos alerta al hecho de que estamos viendo los motivos impuros y egoístas de esta pareja.

B. Un juicio Inmediato

El espíritu de avivamiento llenaba la Iglesia. Los cristianos con quienes Ananías y Safira se juntaban eran generosos y cariñosos. Todos daban un gran ejemplo del desinterés. Sin embargo, en medio de este hermoso ambiente espiritual, estos dos se atrevieron a hacer el papel de hipócritas.

Con una presencia tan poderosa del Espíritu Santo en la Iglesia, estas personas fueron necias al creer que su engaño no sería descubierto. La pureza de la Iglesia hizo imposible que su mentira pasara sin descubrirse. La vida de oración del cuerpo de creyentes levantó una enorme defensa contra la invasión del pecado.

El juicio bajo la mano de Pedro fue rápido. Ananías había permitido que Satanás invadiera su corazón y lo controlara. La gente a veces usa la expresión "el diablo me hizo hacerlo", pero esto es una mentira. Satanás puede tratar de forzamos a hacerlo, pero jamás podrá "hacemos" hacer nada. Dios nos creó con libre albedrío y nosotros tenemos la capacidad para elegir.

Pregunta: ¿Por qué dijo Pedro que Ananías había mentido al Espíritu Santo?

La Iglesia (el Cuerpo de Cristo, no un edificio) es el lugar donde el Espíritu de Dios habita. Un pecado contra la Iglesia es un pecado contra Él. Si este pecado no hubiera sido castigado, la Iglesia sobre la cual el Espíritu Santo preside se hubiera debilitado.

El versículo 4 deja en claro que Ananías y Safira no tenían que entregar todo el dinero de la venta de su propiedad. Ellos podían haber dado cualquier porción, o nada. Realmente, ellos ni siquiera tenían que venderla. Sin embargo, fingieron que estaban poniéndolo todo en el altar.

La acusación de Pedro de que Ananías y Safira habían contemplado esto en su corazón muestra que ellos habían pensado en este plan por algún tiempo. Es razonable suponer que mientras esto ocurría, Ananías y su esposa asistían a las reuniones de la Iglesia. Se juntaban con creyentes cuyos corazones eran puros y cuyas acciones eran sinceras. Para poder continuar con su malvado plan, tuvieron que cerrar su corazón al Espíritu Santo. Tuvieron que endurecer su conciencia y hacer caso omiso de la voz del Espíritu Santo. El relato de su pecado es una advertencia a la Iglesia de todas las edades.

II. Castigando el engaño (Hechos 5:5-11).

A. Mintiéndole a Dios

Las últimas palabras que Ananías escuchó antes de morir fueron: "No has mentido a los hombres, sino a Dios." ¡Qué tragedia! Esa era la última acusación que él esperaba oír en una iglesia que estaba experimentando tal crecimiento y bendición de Dios. Sin embargo, esto enfatiza nuestra responsabilidad de guardar nuestra vida pura. No podemos depender de la espiritualidad de otros para cubrir nuestro pecado.

Pedro no le dijo a Ananías que iba morir. Él simplemente anunció el terrible pecado que Ananías había cometido. El juicio vino del Espíritu Santo, no del apóstol. Después, varios jóvenes de la iglesia envolvieron su cuerpo y lo llevaron al cementerio.

B. El segundo golpe

Tres horas más tarde apareció Safira, sin saber lo que le había ocurrido a Ananías. Pedro permitió que Safira declarara su propia sentencia ;cuando él la interrogó acerca de la venta de la propiedad. Una vez más es evidente que el hombre y su mujer habían colaborado y ensayado lo que iban a decir. Cuando Pedro le preguntó si la cantidad que Ananías había traído era el precio total, Safira respondió que sí sin ninguna vacilación.

Parece que el Espíritu Santo le reveló a Pedro que Safira también moriría. Ella era tan culpable como su esposo. Ellos habían convenido "en tentar al Espíritu del Señor". Los jóvenes que habían enterrado a Ananías estaban de pie en la puerta, prontos para repetir lo que habían hecho tres horas antes. El anuncio de Pedro no vino de su propia mente. Fue el veredicto y juicio del Espíritu Santo, el gran Vigilante de la Iglesia.

Esta pareja no sólo le había mentido a Dios, sino que lo habían "tentado" por sus acciones. La palabra significa poner a prueba. Ellos trataban de ver hasta dónde podían ir sin la intervención de Dios. Como muchos hoy en día, Ananías y Safira tenían un concepto poco profundo del carácter de Dios. El es amor. El está lleno de misericordia. Pero Él también es santo y justo. Nadie puede desafiar esa santidad y justicia sin tarde o temprano pagar el precio. Nadie debe creer que la paciencia de Dios significa que Él es débil o que tolera el pecado.

Pregunta: ¿Por qué trató Dios tan severamente con este engaño?

La Iglesia estaba principiando. Dios en su sabiduría vio que si este tipo de hipocresía no fuera castigado, sería como una infección que contagiaría a todo el Cuerpo de Cristo. Hubiera sido fácil pensar que Dios pasaría por alto el pecado, porque Él es demasiado bondadoso para castigar a la gente.

Pregunta: ¿Por qué es que Dios no siempre trata tan rápidamente con los cristianos cuando pecan?

Si Dios tratara tan severamente a todos los que merecen ser castigados, esto crearía una atmósfera poco saludable dentro de la Iglesia. La gente le serviría, pero no por amor, sino porque temerían no hacerlo. Tendríamos una Iglesia llena de gente intimidada más bien que a creyentes fieles a Dios porque lo aman demasiado como para desagradarle. Si Él siempre respondiera al pecado en la Iglesia con un castigo rápido y público, pronto existiría una atmósfera tensa en vez del gozo y la libertad que el Espíritu trae.

Los efectos de este juicio repentino se ven en el versículo 11. Un temor del Señor se apoderó de todo el Cuerpo de Cristo. Tal vez igual de importante fue que este temor se extendió afuera de la Iglesia. Y "todos los que oyeron estas cosas" también fueron afectados.

III. Avivamiento poderoso (Hechos 5:12-16).

A. Abriendo camino

Fue como si un estorbo que había impedido el fluir natural del río repentinamente fuera removido de manera que las aguas pudieran fluir otra vez. No hay duda que esta limpieza, como por fuego, que Dios hizo en la Iglesia para deshacer el espíritu engañoso de Ananías y Safira afectó lo que empezó a ocurrir después.

Los apóstoles eran los líderes de la Iglesia que Dios había escogido. Era conveniente que ellos tomaran la iniciativa de orar por los enfermos y poseídos por espíritus malignos. A través del ministerio de los apóstoles, el Espíritu de Dios se movió poderosamente, obrando toda clase de milagros.

La parte del templo conocida como el pórtico de Salomón era un lugar bien conocido para los maestros y sus oyentes. Estaba en un lugar estratégico para que los apóstoles predicaran. En el versículo 12 notamos la repetición de la frase "todos unánimes". La unidad que había estado en peligro por el engaño de dos de sus miembros ahora estaba restaurada y floreciente.

Pregunta: ¿Qué efecto vemos en la actitud de los que estaban fuera de la Iglesia?

El juicio de Dios sobre Ananías y Safira había producido un temor que hizo que toda la comunidad mirara a la Iglesia con temor y respeto. El ambiente que predominaba durante este tiempo guardó a la iglesia de personas que buscaban unirse a ella sólo por curiosidad: "De los demás, ninguno se atrevía a juntarse con ellos" (Hechos 5:13).

A pesar de la oposición del sanedrín después de la sanidad del hombre cojo, la gente habló favorablemente de los apóstoles y los miembros de la Iglesia; es decir que tenían un elevado concepto de ellos.

B. Conversiones y sanidades

Lucas no nos dice cuántos fueron salvos durante este gran movimiento espiritual. Él simplemente nos dice que fueron un "gran número". A veces se oye mucho acerca de cuántas personas se hicieron miembros de tal iglesia. Algunas de estas personas están realmente convertidas; algunas no lo están. Es evidente que durante este avivamiento la gente que se unía a la Iglesia lo hacían en serio. Ellos creyeron en el Señor Jesucristo y formaron parte de la Iglesia verdadera de creyentes nacidos le nuevo y lavados en la sangre del cordero.

La escena en los versículos 15 y 16 nos recuerda los días del ministerio terrenal de Jesús. La Palabra se difundió por todas partes de que la gente era sanada y librada de demonios tal como cuando Jesús predicaba y oraba por los enfermos. De ahí que en la mente de todos, el ministerio de la Iglesia se identificó rápidamente con Jesús.

Pregunta: ¿Por qué se hace referencia a la sombra de Pedro en el versículo 15?

La fe de la gente, no la sombra de Pedro, la sanó. Parecería que había un número tan grande de gente que Pedro jamás alcanzaría imponer sus manos sobre todos. Evidentemente creyeron que si sólo se acercaran a él serían sanados. Esto nos recuerda la mujer que tocó el borde del manto de Jesús (Mateo 9:20-21). Estas multitudes tenían la misma clase de fe.

Aplicación:

Nosotros nunca debemos asumir la actitud presuntuosa de Ananías y Safira. Nadie puede imaginarse llegar a ser dominado por la clase de espíritu que engañó a Ananías y Safira. No obstante, debemos siempre estar atentos a las trampas de Satanás. No queremos volvernos preocupados con él, pero no debemos ignorar su actividad. Tenemos una responsabilidad diaria de guardar nuestro corazón sintonizado con el Espíritu Santo para que nuestro adversario maligno no tenga entrada en nuestra vida.

Mientras que es natural apreciar los elogios de otras personas, no debemos comprometer nuestros principios cristianos simplemente para ganar tales reconocimientos. Ananías y Safira estaban dispuestos a practicar el engaño para ser vistos con aprecio por los miembros de la Iglesia. Parecería que esta pareja permitió que la avaricia entrara en su corazón; se habían propuesto a no hacer el mismo tipo de compromiso financiero que los demás. Nuestra actitud hacia el dinero puede ser una verdadera prueba de nuestro carácter.

No podemos comprender cómo esta pareja pensó que podía escaparse de la vista de Dios. Sin embargo, Satanás ciega la mente de aquellos que permiten que él los controle. Aun si su pecado no se hubiera descubierto por otros, tendrían que enfrentarlo en la eternidad. En el Huerto del Edén, Satanás le dijo a Adán y Eva que ellos no serían castigados por su desobediencia, y hoy él promueve la misma mentira. Qué maravilloso es poder mantener nuestra conciencia limpia, y nuestro espíritu libre de toda culpa al guardamos fieles a Dios


--------------------------------------------------------------------------------
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://iglesiaevangelica.forosactivos.net
 
tratando con el engaño
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Porque los hombres engañan?
» Trece Personajes Biblicos-N-1- Eva Engañada (enseñanzas para niños de 10-12 -años
» Cómo engañar al cerebro para no sentir dolor
» ¿Stevia? o TRUVIA, el engendro de Coca Cola y un nuevo engaño de la industria alimenticia
» PARA AQUELLOS QUE ALGUNA VEZ FUERON ENGAÑADOS

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
IGLESIA EVANGELICA TALAVERA :: biblia :: estudios biblicos-
Cambiar a: