IGLESIA EVANGELICA TALAVERA

SANTIAGO 3_18 Y EL FRUTO DE JUSTICIA SE SIEMBRA EN PAZ PARA AQUELLOS QUE HACEN PAZ
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Últimos temas
» un portal de internet anuncia la venida del mesias
Lun Ene 19, 2009 3:51 pm por Admin

» marcos witt "los famosos estan buscando su norte espiritual"
Lun Ene 19, 2009 3:48 pm por Admin

» hermano rayo no te dejes engañar
Miér Dic 10, 2008 5:45 pm por Admin

» !proximamente! se espera la obra de teatro en talavera sobre el arrebatamiento
Lun Dic 08, 2008 8:35 pm por Admin

» CREEN QUE ES BUENA LA IDEA DE TIRAR LA IGLESIA Y HACERLA NUEVA¿
Vie Dic 05, 2008 1:27 am por Admin

» descarga.hermano solo ayudame
Miér Dic 03, 2008 3:27 am por Admin

» descargas hermano solo sabe a Dios
Miér Dic 03, 2008 3:25 am por Admin

» descarga.hermano solo yo te amo
Miér Dic 03, 2008 3:23 am por Admin

» descargas.coro jovenes de la iglesia de talavera
Miér Dic 03, 2008 3:17 am por Admin

musica
Dios una carta de amor del padre para ti
SUS MANOS
DE NOSOTROS EL MAYOR

Comparte | 
 

 triunfantes hasta la muerte

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 28/11/2008

MensajeTema: triunfantes hasta la muerte   Lun Dic 01, 2008 12:15 am

Título: Triunfantes ante la muerte

Fondo Bíblico: Deuteronomio 31:14-30; 32:1-U; 34:1-12

Verdad central: Los que viven para Dios pueden ser triunfantes ante la muerte.

Texto Aureo: Estimada es a los ojos de Jehová la muerte de sus santos. Salmo 116:15

Objetivo: Entender que nuestro servicio fiel es recompensado aun en la muerte, y dedicarnos a servir y agradar a Dios.

Bosquejo

I. Preparándonos para la muerte

A. Dios controla todo

B. La obediencia de Moisés

II. Recordando las misericordias de Dios

A. La elección de Israel

B. La redención y provisión de Dios

III. El tributo final

A. En las manos de Dios

B. Dentro del corazón de Israel

Introducción

La muerte es la última experiencia terrenal de la cual todos participarán, sin importar su genealogía, estado social, riquezas, o educación. La muerte no respeta a nadie. Los fuertes y los poderosos tratan de retarla. Los muy ocupados tratan de ignorarla. Los que sufren a veces la anhelan. Las masas la temen.

El relato de la muerte de Moisés en el libro de Deuteronomio se dirige indirectamente a algunos de los temores que la gente tiene acerca de la muerte. Moisés había vivido una vida larga y fructífera. Así como él enseñó al pueblo de Israel a vivir en íntima comunión con Dios, su ejemplo también les mostró cómo morir. La actitud de Moisés hacia la muerte es un ejemplo saludable que los creyentes de todas las edades pueden seguir.

Comentario Bíblico

I. Preparándonos para la muerte (Deuteronomio 31:14-23 A. Dios controla todo)

Es posible que Moisés fuera una de las personas más preparadas para enfrentar la muerte. Las circunstancias penosas descritas en Números 20:1-13 nos dicen por qué Moisés y Aarón nunca alcanzarían la Tierra Prometida. Los versículos 22-29 presentan el relato de la muerte de Aarón en el Monte Horeb cerca de la frontera de Edom. Dios recordó a Moisés en Números 27 que él moriría después que hubiera visto la Tierra Prometida desde una distancia. Deuteronomio 31 presenta la misma narrativa y entra en más detalles sobre los mismos eventos. En el versículo 14 Dios le informó a Moisés que su tiempo había llegado.

Pregunta: ¿Se registra en la Biblia la muerte de Moisés con un tono de condena-dón? Explique su respuesta.

A pesar de que la muerte de Moisés se asociara con su pecado anterior,

todavía es una historia de esperanza y de triunfo espiritual. Moisés no murió bajo condenación. Al final de su vida, aún era un siervo obediente a un Dios amoroso y todopoderoso que controló el destino suyo y el de su pueblo amado. El pecado de Moisés fue real, pero igualmente el perdón de Dios. Moisés no entraría físicamente en la Tierra Prometida con el pueblo, sin embargo, le esperaría una recompensa eterna.

Deuteronomio 31:14 nos muestra la preparación de Dios del futuro inmediato. Josué sería puesto como el líder de Israel en preparación para la muerte de Moisés. Cuando Moisés y Josué aparecieron ante el Señor en el tabernáculo, Dios le "dio orden a Josué hijo de Nun (v. 23). Dios ordenó a Josué a que se esforzara y fuera valiente. ¿Por qué podría Josué hacer esto? Porque Dios había prometido estar con él.

Además, Dios estaba preparando a Israel para la muerte de Moisés, y su divina preparación realmente estaba anticipando el futuro lejano de esta nación. Aunque Israel parecía obedecer el liderazgo de Moisés, Deuteronomio 31:16-18,20,21 describe cómo el pueblo rechazaría a Dios. Dios vio el futuro, El vio los fracasos de su pueblo, y en su manera amorosa El compartió con Moisés su plan de atraerlos de nuevo hacia El.

B. La obediencia de Moisés

En Deuteronomio 31:19 Dios da a Moisés sus últimas órdenes como líder de Israel. Moisés debía escribir un cántico que sería un testimonio "contra los hijos de Israel" de parte de Dios. La palabra "contra" puede parecer negativa, pero el mensaje del cántico era para recordar al pueblo de Israel que Dios es su única salvación. Moisés con la inspiración de Dios escribió el cántico que relataba la fidelidad de Dios y le hacía un reto al pueblo de permanecer fiel al pacto (32:1-47).

La manera como el creyente enfrenta la muerte es su última declaración de fe. Así como Moisés, es ahí donde tenemos la última oportunidad para proclamar la fidelidad de Dios. Y a través de ella que podemos desafiar a las generaciones futuras a tener fe en el Señor.

La preparación del cristiano para la muerte tiene un gran significado espiritual. Hay pasos prácticos que se pueden tomar también. Al hacer los preparativos necesarios uno puede aliviar mucha de la ansiedad asociada con la muerte.

Pregunta: ¿Cómo podemos mitigar algunas de nuestras ansiedades acerca de la muerte?

II. Recordando las misericordias de Dios (Deuteronomio 32:7-14)

A. La elección de Israel

Bajo el escenario de una corte celestial, el cántico de Moisés convocó a los cielos y a la tierra a ser testigos de la validez de su testimonio (32:1-4). El acusó al pueblo por una serie de declaraciones y preguntas (vv. 5,6), y pidiéndoles que recordaran la fidelidad de Dios hacia ellos a pesar de sus rebeliones (vv. 7-14). Expuso a plena luz la inutilidad de llamar a otros dioses (w. 15-18), y el cántico de Moisés concluye con el veredicto y juicio pronunciado sobre Israel (w. 23-42). Pero como se evidencia en el versículo 43, Dios siempre está presto para ayudar a los que le buscan. El último tema del cántico es la misericordia de Dios.

Para Israel, recordar el pasado no era sólo un asunto de interés histórico. El pasado era como un centón con muchas piezas, y cada pieza era un evento que demostraba la obra de Dios a favor de su pueblo. Al tomar tiempo para recordar y considerar el pasado, se aseguraría esperanza para el futuro. Los versículos 8 y 9 expresan la soberanía de Dios sobre las naciones del mundo. Dios específicamente eligió a Israel de todas las demás naciones para servirle. Israel (aquí llamado Jacob) recibió cuidado especial.

Pregunta: ¿Fue el cuidado especial de Israel por Dios evidencia de que El favorecía a Israel?

La elección divina no es asunto de favoritismo, más bien de servicio espiritual. La elección de Dios de cierta nación no excluye Su llamado universal a las naciones a ser salvas. Sin embargo, esto demuestra que Dios en su soberanía llama a ciertas personas o naciones a cumplir su voluntad. El hecho de que Israel era la "porción" y "heredad" de Dios hizo que su corrupción fuera un acto aun más penoso. Así que, no sólo hay un llamado especial para los escogidos, sino una mayor responsabilidad también.

B. La redención y provisión de Dios

La referencia a la "tierra de desierto" y el "yermo de horrible soledad" en el versículo 10 puede referirse a Egipto. Es un contraste radical a la buena tierra de Canaán. Egipto nunca sería el lugar donde el pueblo habitaría permanentemente, pero fue un lugar que ellos debían experimentar. Fue un tiempo de prueba y preparación.

La comparación de Dios con el águila en el versículo 11 refleja el lenguaje de Éxodo 19:4. Antes de entregar el pacto a Moisés en el Monte Sinaí, Dios le recordó a Moisés y al pueblo cómo El los había librado "sobre alas de águilas". Deuteronomio 32:12 específicamente llama la atención al hecho de que Dios fue el que guió al pueblo. También se refiere en forma indirecta a la tendencia perversa del pueblo a regresar a la adoración de otros dioses. No debemos olvidar nunca quién fue el que nos libró de la esclavitud del pecado.

Los versículos 13 y 14 concluyen con la sección que enumera las bendiciones de Dios. Moisés recordó al pueblo cómo Dios los había guiado a conquistar los pueblos de la tierra ("subir sobre las alturas"). Además, la provisión de Dios fue abundante. Las frases del versículo 14 demuestran esta abundancia.

Pregunta: ¿Cómo se aplica este cántico, que describe en gran detalle la experiencia de Israel, al cristiano en su vida de fe?

La muerte es el último paso en la jornada espiritual de todo ser. En su muerte, el cristiano puede exclamar así como Pablo: "¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?" (1 Corintios 15:55). El valor de tal testimonio, como el cántico de Moisés, tiene un doble propósito. Primeramente, ofrece una última oportunidad para que se cumpla la Gran Comisión de Cristo: "El nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro Dios" (v. 3). Segundo, da al individuo una última oportunidad de ver la bondad de Dios. Al ver esto, se fortalece nuestra fe y sirve para preparamos para la transición aun más misteriosa pero de más gozo de la vida del cristiano.

III. El tributo final (Deuteronomio 34:5-12)

A. En las manos de Dios

Moisés pasó los últimos momentos de su vida de la manera que mejor describió su vida y ministerio: en directa comunión con Dios. Dios llevó a Moisés a las alturas de una montaña y le mostró en forma milagrosa la tierra que los hijos de Israel poseerían (Deuteronomio 34:1-4). Al hacer esto, Dios aseguró a Moisés por última vez de su fidelidad a los que entran en un pacto con El.

Moisés murió en la montaña y Dios se encargó de enterrarlo (vv. 5,6). Esto es indicación de que Dios estuvo presente en la vida de Moisés desde el comienzo hasta el fin. El hecho de que nadie conoció el lugar de la sepultura de Moisés le da un aspecto misterioso al evento. El versículo 9 del libro de Judas trata el evento un poco más ampliamente, pero los eventos sobrenaturales no se describen más detalladamente. Al final, las circunstancias que rodearon la muerte de Moisés lo identificaron como un siervo de Dios.

Pregunta: ¿Cómo puede la muerte de un creyente contribuir a su testimonio?

Aunque la muerte en sí no es placentera, Dios puede usar esta experiencia para traer gloria a su nombre. Todo creyente debe ver la muerte como un acto final de esta vida que está bajo el control del Padre Celestial. El cristiano que enfrenta la muerte con la paz de Dios puede comunicar a otros la realidad de la fe cristiana.

B. Dentro del corazón de Israel

Los últimos seis versículos de Deuteronomio conmemoran la vida de Moisés. Su descripción final es positiva en todo aspecto. Se le describe físicamente en una forma que refleja la dignidad que poseía (v. 7). La comunidad israelita observó formalmente un mes de luto, una vez más mostrando que tenían gran respeto por él (v. Cool. Hasta la referencia a Josué como líder de Israel se califica por una referencia especial a Moisés. Josué "fue lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había puesto sus manos sobre él" (v. 9).

Aunque él había pecado contra Dios, Moisés murió con su reputación intacta para todas las edades. Los versículos 10-12 demuestran esto. Pero estos versículos también aluden a la fuente del éxito de Moisés. Moisés se distinguió de todos los demás profetas que lo siguieron por su relación con Dios. El fue uno "a quien haya conocido Jehová cara a cara" (v. 10). Las "señales y prodigios" que hizo en Egipto fueron las que "Jehová le envió a hacer" (v. 11). El "gran poder" y los "hechos grandiosos" (v. 12) durante su ministerio fueron hechos debidos a la unción de Dios en su vida.

El ejemplo de Moisés es un desafío a los creyentes de hoy día. A través de los siglos Moisés sería recordado por su comunión íntima con Dios y por las señales poderosas que Dios había obrado por medio de este siervo humilde. Los cristianos deben desear que otros los recuerden no por lo que han hecho, sino por la obra que Dios ha hecho en y a través de su vida. Una de las cosas que le ayuda al creyente a enfrentar victoriosamente a la muerte es reconocer que Cristo ha traído satisfacción y cumplimiento a su vida.

Aplicación

Las ideas, sentimientos, y ansiedades que los cristianos tienen concerniente a la muerte se parecen a las que tienen las personas que no son parte de la Iglesia, pero también se distinguen de las mismas. Las semejanzas están unidas a las emociones humanas que los creyentes comparten con el resto del mundo. La diferencia maravillosa es la esperanza gloriosa que el creyente tiene en Cristo.

Moisés nos dejó un ejemplo para saber cómo tratar con la muerte con honradez, integridad, y confianza. No podemos desarrollar tal sentir por sólo desearlo. Demanda mucho trabajo y planificación. Implica tener que enfrentar preguntas difíciles que muchos tratan de pasar por alto. Significa poner toda nuestra confianza en Dios.

Responder de esta manera al hecho de que la muerte es inevitable nos beneficiará a nosotros y a los demás también. Hacer los preparativos necesarios para la muerte es una expresión de que estamos cumpliendo con el mandato de Dios de cuidar a nuestros seres queridos. También nos brinda una última oportunidad de proclamar la presencia triunfante de Cristo en nuestra vida. Nos da una última oportunidad de desafiar a los que permanecen para servir a Dios con una renovada dedicación y determinación.

¿Cómo nos recordarán? ¿Seremos conocidos por llegar a ser lo que quisimos ser? ¿Por estar absortos en nuestra propia vida? ¿O nos recordaran por ser lo que Dios quiso que fuéramos en nuestra vida? ¿Qué dirá la gente al reflexionar sobre nuestra vida? "Fue una persona muy especial. Conocía y hablaba con Dios." Jamás es demasiado tarde para ser lo que Dios quiere que seamos; la gracia de Dios no se limita por nuestra vida pasada o presente.


--------------------------------------------------------------------------------
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://iglesiaevangelica.forosactivos.net
 
triunfantes hasta la muerte
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Amistad!!..
» Elfred Deynes (Como Sería)
» ¿El verdadero fin de los dinosaurios? Cometa
» que clase de muerte reinó desde Adan hasta Moisés
» Ideologías y estrategias que alientan la "cultura" de la muerte

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
IGLESIA EVANGELICA TALAVERA :: biblia :: estudios biblicos-
Cambiar a: